Que gran experiencia con vosotros. Nunca antes había usado un mountain bike( bici) eléctrico y ha sido una gran aventura. Se conduce perfectamente, no te agotas al pedalear y es sobretodo muy útil en las cuestas hacia arriba( no tienes que hacer casi ningún esfuerzo). Poder ir a las calas de San Antonio por rutas y senderismo con un paisaje increíble, no tiene precio. Luego te das un baño fresco en el mar en esas calas preciosas y te quedas super agusto y relajado para volver a tu hotel. Sin duda esta experiencia la vuelvo a repetir. Jordi, el dueño, es muy agradable y te da todas las indicaciones que necesitas. A mí me hizo de hasta de guía turístico.